agosto 28, 2009

Hugo Pratt


El Tano Pratt, en Argentina, 1950. Quizás en la terraza del chalet de Acassuso en el que vivió.
En los 50 el tano ya era Pratt acá y en Italia no era nadie.
Vivió casi 15 años en nuestro país, creció, se casó, tuvo hijos. Conoció a Salinas, a Breccia, a Oesterheld. Se formó como el gran narrador que en los sesenta volvió a Italia para convertirse en uno de los grandes.
Después vendría el Corto y todo lo demás, que no es poco.
Pero el Tano, en el 50 ya era Pratt acá, antes que en otro lado.

1 comentario:

  1. Tengo esta foto impresa, pegada a la pared frente a mi tablero.

    ResponderEliminar